El que la hace la paga (II)

1042 0
158906 quien riendo la hace llorando la paga - El que la hace la paga (II)
fernando galindo 1 - El que la hace la paga (II)

Por: Fernando Galindo G.

El que la hace la paga (II)

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca concluyó que “la Contraloría sí sustentó las conclusiones a las que llegó en el fallo con responsabilidad fiscal” mediante el cual condenó al señor Carlos Palacino a pagar $1,4 billones, por desviar esos recursos públicos para la salud de los colombianos entre 1995 y 2010. Esta decisión del poder judicial enlaza cuatro escenarios, por las intervenciones de los organismos del Estado y de la sociedad civil, en el delito condenado.

114649 104332 42 300x206 - El que la hace la paga (II)
Sandra Morelli. Foto:Jet-set.com

1. La responsabilidad en el desempeño de las funciones públicas. El fallo destaca que la contralora Sandra Morelli actuó honesta, objetiva y eficientemente en el proceso de allegar las pruebas durante las inspecciones realizadas a las oficinas de Saludcoop, para comprobar la comisión del ilícito.

2. La impunidad de la Fiscalía. La redacción judicial de este periódico (26/08/18) tituló: “Palacino capoteó la justicia penal en la era de Eduardo Montealegre”, porque este no solo engavetó la denuncia sustentada por la contralora, sino que la persiguió inmisericordemente, hasta hacerla abandonar el país, por su seguridad personal. Sobre el exfiscal Montealegre pesa haber sido abogado del señor Palacino, como es de público conocimiento, y a pesar de haberse declarado impedido para investigarlo en 2012 cuando fue elegido fiscal, no hubo acciones concretas de la Fiscalía para establecer la responsabilidad de Palacino en el desfalco a los recursos de la salud, reservados exclusivamente para la prestación de los servicios correspondientes a los afiliados a Saludcoop. Abogados del séquito de Palacino desempeñaron cargos directivos en esa EPS. ¿Otro carrusel o concierto para malversar?

535827 1 300x159 - El que la hace la paga (II)
Eduardo Montealegre//www.semana.com

Se esperaría que Eduardo Montealegre y los funcionarios que lo acompañaban respondan por su negligencia en el desempeño de las funciones que les correspondían en la Fiscalía General de la Nación por el caso de Saludcoop.

3. La indolencia del Gobierno. Ni el presidente, ni el ministro de Salud, ni los superintendentes  ndel sector reaccionaron pronta y cumplidamente ante el monstruoso crimen de lesa humanidad en el que incurrió el señor Palacino al malgastar los dineros de la salud, que son sagrados porque están destinados a preservar la vida de los ciudadanos.

4. La connivencia de Acemi. Ante la denuncia de la contralora Morelli en 2012, no se reveló que el gremio de las EPS hubiera convocado un comité de ética para examinar lo acontecido en Saludcoop y, por lo menos, expulsarla de la asociación. Recientemente, Jaime Lombana, otro abogado de Palacino, aseguró que su cliente era inocente de tales cargos y que, de ser culpable, directivos de otras EPS deberían ser inculpados por la Fiscalía. Es pertinente que el ente acusador indague qué evidencia guarda el doctor Lombana para emitir tal aseveración.

carlos p 300x156 - El que la hace la paga (II)
Carlos Palacino//Foto:Opinión y Salud.com

En la coyuntura del ambiente creado por la consulta anticorrupción y el apoyo del presidente Duque a esa campaña, el caso del señor Palacino es emblemático para demostrar que los organismos de control pueden ser ejemplares, si los funcionarios se proponen cumplir con las normas establecidas para sancionar los delitos de corrupción, y si los jueces actúan con independencia y autonomía, ceñidos estrictamente a la ley. Confirma, por otra parte, que las EPS han transgredido el deber de proveer la atención oportuna a sus afiliados para satisfacer el derecho fundamental a la salud y han tomado el atajo de extraviar los recursos y así acrecentar las ganancias y el patrimonio de tales empresas. ¿Se requerirán más sucesos de corrupción para cambiar el modelo vigente de salud?

Tomado de El Espectador.com

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *