La otra batalla de Boyacá

723 0
proteccion medio ambiente - La otra batalla de Boyacá

Guardamos la esperanza de que aquí también triunfen la razón y el respeto por el medioambiente.

5a32ff6c76b39 - La otra batalla de Boyacá
26 de octubre 2018 , 10:38 p.m.

Es muy simbólico y elocuente que Boyacá, en cuyo territorio se libraron las batallas decisivas de nuestra independencia, esté liderando ahora la lucha contra la más reciente amenaza ambiental que se cierne sobre Colombia.

Hace meses que los boyacenses, encabezados por el gobernador Carlos Amaya y los ciudadanos agrupados en la Red de Colectivos Ambientales de Boyacá, empezaron a oponerse a la pretensión de la compañía polaca Geofizyka Torun S. A. de iniciar la búsqueda de hidrocarburos en el departamento con el cuestionado método del fracking. No fue una cruzada perdida, pues el Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo (Fonade), que había suscrito el contrato con la empresa, atendió los reclamos y terminó el contrato. Este triunfo es un buen augurio para la causa ambientalista y sienta un precedente para dirimir la polémica en la que se enfrentan dos tesis contrarias: la que sostiene la ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez, según la cual se puede hacer “fracking responsable”, y la que exponen los ambientalistas, para quienes esto es tan absurdo como hablar de ‘violación responsable’.

92225cfb 58ed 41e5 a756 56bcb2528ac7 300x225 - La otra batalla de Boyacá
Riesgos del fracking para la salud humana Lilia América Albert//Así sale el agua de los grifos domésticos en áreas cercanas al fracking//ecológica.com

El fracking o fracturación hidráulica es una técnica inventada y desarrollada por las grandes petroleras de Estados Unidos para extraer gas natural y petróleo acumulados en los poros y fisuras de rocas profundas, mediante la inyección de millones de litros de agua con aditivos químicos, entre ellos queroseno, benceno, tolueno y otros elementos radiactivos y cancerígenos. Además de requerir una gran cantidad de agua en detrimento de otros usos, la fracturación puede alcanzar un acuífero y contaminarlo con los químicos y el propio hidrocarburo que se trata de extraer.

También puede afectar el suelo y el aire con efectos sobre la salud humana, por el retorno a la superficie del líquido inyectado y la salida de una parte de este durante la vida del pozo. Otros efectos no menores son la ocupación de amplias zonas de terreno y el aumento de la sismicidad en las áreas de operación.

El gran laboratorio de ensayo del fracking fue Estados Unidos, donde las petroleras lo usaron para salir del estancamiento en la producción a raíz del embargo decretado por la Opep y la subsiguiente crisis energética en la década de 1970. La tendencia negativa fue revertida desde 2010 con la aplicación de la nueva técnica, pero pronto se hizo visible su lado oscuro. El Consejo de Protección del Agua, una organización estadounidense sin ánimo de lucro creada en 1983, dio la voz de alerta en 2011 al revelar la lista de sustancias que se mezclaban con el agua bombeada y que las compañías que practicaban el fracking se negaban a revelar.

1535556235 457781 1535562265 noticia normal 300x175 - La otra batalla de Boyacá
Fracking: Ambientalistas internacionales piden prohibición del fracking en Colombia//Caracol

Estas evidencias llevaron al Congreso estadounidense a ordenar a la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por su nombre en inglés) un estudio que se focalizó en cinco áreas de Colorado, Dakota del Norte, Pensilvania y Texas, y que concluyó en 2015 con el hallazgo de varios casos de contaminación y la advertencia sobre su posible aumento en el futuro. En Filadelfia y Pittsburgh, en cuyas áreas vecinas se realizaba el fracking, se hallaron en el agua potable niveles elevados de yodo radiactivo y otros químicos.

No es de extrañar, por esto, que varios estados de la Unión Americana hayan prohibido el fracking. El primero en hacerlo fue Vermont, en 2012, seguido por Nueva York, en 2014. El tercero fue Maryland, en 2017. En otros estados como California, Texas y Pensilvania hay fuertes movimientos de oposición al uso de esta técnica, que también está prohibida en la mayor parte de Europa y otros países del mundo.

Sus defensores la presentan como el ábrete sésamo de una nueva bonanza petrolera para Colombia, pero gracias a Boyacá podemos guardar la esperanza de que aquí también triunfen la razón y el respeto por el medioambiente.

LEOPOLDO VILLAR BORDA

Tomado de El Tiempo.com

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *