Sube el mínimo, quedan varias preguntas

80 0
salario minimo istock 0 678x381 - Sube el mínimo, quedan varias preguntas
28 diciembre, 2019//Revista Corrientes//Opinión.
A esta decisión se llegó después de poco más de un mes de negociaciones marcadas por la política. / iStock
banner espectador.png logo EE 300x108 300x108 - Sube el mínimo, quedan varias preguntas

Editorial

Una vez más los empresarios, sindicatos de trabajadores y el Gobierno Nacional se sentaron a negociar y, una vez más, no se pudo llegar a un acuerdo. El resultado es que la administración del presidente Iván Duque aumentó el salario mínimo para 2020 por decreto. Más allá de las esperables reacciones a favor y en contra de la medida, la pregunta que resta es si las discusiones económicas del país están condenadas a meras consideraciones políticas.

safe image 300x157 - Sube el mínimo, quedan varias preguntas
Foto:EJE 21.Com.Co//Sancionada por Duque la reforma tributaria.
El jueves, el presidente Duque anunció que aumentará en un 6 % el monto del salario mínimo y que hará lo mismo con el subsidio de transporte. Eso significa que la remuneración pasará de $828.116 a $877.802 mensuales, y que el subsidio se aumentará de $97.032 a $102.853, con lo que la suma de las nuevas cifras es de $980.655.Ese 6 % es el mismo monto del incremento que se presentó de 2018 a 2019. Aunque el DANE presentará la cifra oficial de inflación en la primera semana de enero, se espera que esté alrededor del 3,6 %, por lo que el aumento real del poder adquisitivo quedará en un 2,4 %. Hace un año, ese aumento real fue de 3,18 %.

Para complementar, el presidente anunció que el año entrante se tramitará en el Congreso una prima adicional para aumentar más los ingresos durante el año de los trabajadores colombianos.

A esta decisión se llegó después de poco más de un mes de negociaciones marcadas por la política. Si bien históricamente la disputa por el aumento del salario mínimo ha sido problemática, lo que ha terminado en su expedición por decreto en la mayoría de las ocasiones, no es injusto pedir que las decisiones económicas se tomen pensando en el bien del país. En esta ocasión, los gremios de empresarios llegaron a la mesa y mostraron su disposición para ceder, pero los sindicatos, tal vez inspirados por el éxito del paro nacional, dejaron en evidencia que estaban pensando más en ganancias políticas que en cuál debería ser la política económica a seguir en el país.

Si bien es cierto que el salario mínimo es determinante para los cerca de dos millones de trabajadores que lo reciben, y que sobre él se calculan los costos de varios trámites en el país, no deja de ser una discusión que parece anticuada frente a la realidad laboral moderna.

Las evoluciones tecnológicas, la informalidad y los cambios en la economía exigen que nos preguntemos si nuestros sistemas de protección de los trabajadores están cumpliendo sus propósitos. Una y otra vez se discute sobre cuál es la mejor manera de generar empleo, pero las soluciones se limitan a exenciones tributarias, aumentos del mínimo y ofrecimiento de primas extraordinarias. Mientras tanto, son cada vez más los colombianos que trabajan para aplicaciones sin regulaciones y otros tantos que ven su poder adquisitivo disminuir por un mundo laboral sin certezas. Tanto para los emprendedores como para los trabajadores es necesario que repensemos todo el sistema, lejos de las respuestas habituales. ¿Esa discusión también vendrá el año que viene?

Tomado de Revista Corrientes.com

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *