EL OJO DE NARI

164 0
descarga - EL OJO DE NARI

 

BLANCO Y NEGRO

gabriel ortiz 300x169 - EL OJO DE NARI

Por Gabriel Ortiz

La funesta polarización se ha apoderado de todo en Colombia y con ella, esta nación ha regresado a épocas en las cuales liberales y conservadores eran obligados a ¨tragarse¨ la corbata, si era azul o roja. Las familias se dividían, los amigos se distanciaban, los matrimonios se rompían y no se diga de la absoluta supremacía del que agarra el poder. 

58a037446b892 300x201 - EL OJO DE NARI
El Tiempo

Esa actitud nos ha mantenido en guerra permanente. En nuestro ADN predomina el conflicto, la hostilidad, el pleito y el exterminio. La tierra, la riqueza y el poder son objetivo de los poderosos. Nunca han querido tener paz, pero la reclaman. Quienes aspiran a tenerlo todo a costa de lo que sea, posan de pacificadores mientras siembran torpedos a diestra y siniestra. La venganza es moneda común.

Las nuevas generaciones, han asistido a un proceso repleto de enemigos, de la mesa que buscaba la reconciliación. Hasta un plebiscito se promovió para malograr más de 5 años de arduas negociaciones. Por ello hay que olvidar cualquier asomo de paz con el ELN. Igualmente existen enemigos de diálogos con paramilitares. Colombia en paz es una utopía, una quimera. Nuestro destino es abonar el odio para fortalecer una polarización, muy productiva para pocos, pero ruinosa para el resto.

Una leve brizna que moleste al expresidente Uribe, acciona el cordón de fuego lento, que nos lleva a la hecatombe. Es intocable -innombrable, dicen algunos-. Su arrogancia y sus apariciones son guerreras, desafiantes, provocadoras. Lo encegueció la furia, cuando su antecesor le notificó que él era el elegido. Bodegas con maldiciones llovieron sobre Santos.

5ab2fd27c1cdc 267x300 - EL OJO DE NARI
El Tiempo

Iván, con la mayor prudencia lo soporta y traga entero sus intromisiones, por temor a ese desbordado poder que hasta a la justicia intimida, amenaza y asusta. No siempre la tolerancia permite poner puntos sobre las íes, menos cuando existen ¨asesores desatinados¨. 

5b627defa0021 300x234 - EL OJO DE NARI
El País, Cali

El exmandatario, ni corto ni perezoso, provechó la pandemia para ejercer. Introdujo la polarización y las prácticas de ¨Casa de Nari¨, que fueron tan efectivas en su gobierno. Nada se mueve sin la gracia del Jefe del CD, ahora observado de cerca por la justicia, a la que tanto ¨vigiló¨. Hasta las asociaciones gremiales, deben solicitar permiso a la Casa de Nari, para designar a sus dignatarios, como ocurrió con Frank Pearl, cuyo inri, es haber trabajado por la paz. Ninguna persona sin el emblema de Uribe y sus muchachos del CD, podrá ser designado para cargo alguno dentro del Gobierno Duque, o de cualquier actividad que tenga que ver con el Estado. El ¨ojo de Nari¨, está vigilante. Para completar el fatídico jueves 4 de junio, se despertó el país con tres reformas de emergencia: laboral, pensional y tributaria, que paralizarán al país. Así funcionan las cosas en esta polarizada Colombia. 

BLANCO: Consejo de Estado pide explicaciones por ingreso de tropa noteamericana.

NEGRO: El rudo golpe a los pensionados con el impuesto a sus ingresos. Se multiplica el saqueo a salarios, sueldos, primas y demás derechos de los trabajadores, pero la emergencia no contempla nada para controlar la corrupción.   

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *