Esto dicen los 12 estudios sobre glifosato en Colombia

160 0
7RO65KXNYNEEXGDDJDDH5EBVUQ - Esto dicen los 12 estudios sobre glifosato en Colombia
Archivo El Espectador.
EeBs siWsAQYTkB 300x200 - Esto dicen los 12 estudios sobre glifosato en Colombia

La expansión de los cultivos ilícitos en Colombia llevó al presidente Iván Duque a reconsiderar la fumigación con glifosato. Sin embargo, la evidencia científica apunta a que es mejor andar con precaución con este tema.

¿Por qué no se resuelve de una vez por todas la incertidumbre sobre si el glifosato afecta o no la salud humana? Porque, como en las novelas policiales, no es tan fácil atrapar a un culpable. A los médicos les tomó varias décadas demostrar que el consumo de tabaco estaba asociado al cáncer de pulmón. Lo mismo ocurrió con el Virus del Papiloma Humano y el cáncer de cuello uterino. La historia de la medicina está llena de casos similares.

651237 1 300x159 - Esto dicen los 12 estudios sobre glifosato en Colombia
Revista Semana

El glifosato ha resultado un caso particularmente difícil porque la mejor arma que tienen los científicos para resolver estos casos se parecería mucho a los experimentos nazis: tomar dos grupos de personas similares, exponer uno de los grupos al glifosato, al otro no, y luego de un tiempo contar aquellos que desarrollaron cáncer. Como esa opción es claramente imposible, a los científicos sólo les queda observar con cuidado e intentar atrapar pistas indirectas sobre los efectos del glifosato. Y algo más: hacer pruebas en laboratorios con simples células. Estudios citotóxicos les dicen ellos.Si el debate no se resuelve es precisamente por esto. El grupo de personas que pide abandonar el uso de glifosato apela a las pruebas indirectas que existen sobre su toxicidad. En ese grupo está la  Agencia Internacional de Investigación en Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), entidad adscrita a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que en una monografía de 112 páginas publicada en 2015 clasificó el glifosato en el grupo 2A, es decir como una sustancia probablemente carcinógena para los humanos. En el otro grupo, al que no le asusta el riesgo y argumenta que no existen pruebas concluyentes, lo cual es cierto, figuran muchos políticos, empresas productoras y en el caso colombiano, una parte de la Fuerzas Armadas que ven en el glifosato un arma contra los cultivos ilícitos.

descarga - Esto dicen los 12 estudios sobre glifosato en Colombia
Laura Andrea Rodríguez Villamizar, médica, PhD. en epidemiología, profesora adscrita al Departamento de Salud Pública de la Escuela de Medicina y Directora de Investigación y Extensión de la Facultad de Salud -DIEF-, de la Universidad Industrial de Santander, es actualmente la coordinadora de las ocho salas de situación COVID-19, creadas en el Puesto de Mando Unificado, PMU.//Facultad de Salud UIS

“Afirmar que el glifosato es seguro porque no existen estudios experimentales en humanos que prueben su efectos nocivos es además de ilógico, poco ético”, es la respuesta para el segundo grupo de la médica Laura Rodríguez Villamizar, experta en Epidemiología y profesora del Departamento de Salud Pública de la Universidad Industrial de Santander.

En un artículo firmado junto a otros 17 expertos en salud pública expresaron su desacuerdo ante la propuesta del presidente Ivan Duque para reiniciar fumigaciones aéreas con glifosato. Por un lado creen que existe evidencia científica sobre la probable carcinogenicidad del glifosato en humanos. En segundo lugar, que “la ausencia de estudios experimentales sobre efectos adversos del glifosato en humanos no representa ausencia de evidencia de dichos efectos”. El tercer argumento que este grupo esgrime es que “existen estudios en Colombia que documentan efectos adversos del glifosato en modelos celulares, animales y humano

De ahí que su recomendación sea que la política pública, en situaciones de incertidumbre, privilegie la protección de la población, especialmente las poblaciones en situación de mayor vulnerabilidad. Su postura está basada tanto en las recomendaciones de la IARC, como en los 12 estudios realizados en Colombia sobre el tema.

Primer estudio en Colombia:

maxresdefault 300x169 - Esto dicen los 12 estudios sobre glifosato en Colombia

Autor: Alvaro Javier Hidrovo

Año: 2004

¿Qué dice? Se trató de un análisis del discurso de los actores sociales involucrados en el debate. Concluyó que mientras los gobiernos de Colombia y Estados Unidos no asociaban el uso del glifosato a los efectos adversos sobre la salud, por el otro lado los científicos, ambientalistas, defensores de derechos humanos rechazaban la aspersión aérea. “Se concluye que las diferentes posturas son irreconciliables y que ninguna puede considerarse irrefutable. Una postura razonable para la salud pública es apoyar la adopción del principio de precaución”, anotó el autor. (Link al estudio).

Revista de Salud Pública

Print version ISSN 0124-0064

Abstract

HIDROVO, Alvaro Javier. Plaguicidas usados en la fumigación de cultivos ilícitos y salud humanauna cuestión de ciencia o política?. Rev. salud pública [online]. 2004, vol.6, n.2, pp.199-211. ISSN 0124-0064.

OBJETIVO: Los potenciales efectos adversos sobre la salud humana por el uso de plaguicidas en el programa de erradicación de cultivos ilícitos en Colombia es un tema controversial. Desde comienzos de la década de los 80 se han usado, en programas de erradicación o experimentalmente, los plaguicidas paraquat, triclopir, imazapir, glifosato y tebutiuron. El objetivo del estudio es identificar que aproximación razonable podría adoptar la salud pública acerca de esta problemática. MÉTODOS: Se realizó un análisis cualitativo del contenido de los discursos de los actores sociales involucrados en este debate, con el fin de clasificarlos de acuerdo con las expectativas, o aproximación lega al riesgo, de Suppes. Los actores sociales fueron identificados mediante los documentos disponibles en medio físico o Internet; posteriormente, de éstos se seleccionaron y analizaron los textos ideales-típicos. RESULTADOS: Las lesiones dérmicas, conjuntivitis e infecciones gastrointestinales y respiratorias fueron identificadas como las dolencias más frecuentes. El análisis de los discursos identifica a los grupos afectados como poblaciones vulnerables; los gobiernos colombiano y estadounidense presentan informes, basados en el “modelo médico”, que señalan no existir asociación entre la exposición a glifosato y salud humana; la guerrilla no señala una clara relación entre plaguicidas y efectos sobre la salud; la comunidad científica, nacional e internacional, critica el programa de erradicación con base en conceptos de la ecología y la Medicina Social Latinoamericana; los grupos ambientalistas critican cualquier uso de plaguicidas, y los defensores de derechos humanos señalan que las fumigaciones violan las leyes colombianas y estadounidenses. DISCUSIÓN: Se concluye que las diferentes posturas son irreconciliables y que ninguna puede considerarse irrefutable. Una postura razonable para la salud pública es apoyar la adopción del principio de precaución.

Keywords : Plaguicidas; intoxicación; ciencia; política de salud; Colombia.

 

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *